BIENVENIDOS AL OLIMPO

miércoles, 28 de mayo de 2014

La directora ejecutiva del Comité Organizador Local de la Copa del Mundo, Joana Havelange, nieta del todopoderoso expresidente de la FIFA, Joâo Havelange

“Lo que había que robar, ya está robado”

La directora del Comité Organizador del Mundial publica en las redes sociales críticas a las protestas en contra de la Copa


La directora ejecutiva del Comité Organizador Local de la Copa del Mundo, Joana Havelange, nieta del todopoderoso expresidente de la FIFA, Joâo Havelange, e hija del expresidente de la no menos poderosa Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), Ricardo Teixeira, publicó este martes en su cuenta de Instagram un texto que circula desde hace días por las redes sociales brasileñas y asume una postura contraria a las manifestaciones de protesta contra la Copa. Hasta aquí, nada digno de un titular periodístico. Salvo por un pequeño detalle. En el texto reconoce que “lo que había que robar ya fue robado”.
Dice así: “No apoyo, no comparto y no vestiré de negro ningún día que haya partido durante el Mundial. Quiero que la Copa se desarrolle de la mejor manera. No voy a manifestarme en contra, porque lo que había de ser gastado, robado, ya fue. Si había que protestar, tenía que haberse hecho antes. Yo quiero que quien llegue de fuera vea un Brasil que sabe recibir, que sabe ser gentil. Quiero que quien llegue quiera volver. Quiero ver un Brasil lindo. Mi protesta contra la Copa será en las elecciones. Otra cosa, destruir lo que tenemos hoy no cambiará lo que se hará mañana”. Sus palabras, reproducidas en numerosas páginas web, desencadenaron comentarios subidos de tono en redes sociales, blogs y medios de comunicación brasileños.
No es la primera vez que Havelange afronta una polémica pública. En 2007, cuando fue nombrada directora ejecutiva del COL (durante el mandato de su padre al frente de la CBF) diversas voces clamaron contra la elección de la hija de Teixeira para un cargo tan relevante y directamente relacionado con la Federación. A partir de ese momento ha tenido a su cargo un equipo de 40 personas y un presupuesto estimado de 88 millones de dólares. Su sueldo, según diversas fuentes, se calcula en 31.000 dólares mensuales. En 2012, cuando Teixeira dejó sus cargos y se mudó a Miami, su sucesor, José María Marin, mantuvo a Havelange en su cargo, pero un año después quedó en una situación bastante comprometida después de que su padre y su abuelo fueran oficialmente acusados por la FIFA de haber recibido sobornos de la empresa de marketing deportivo ISL entre 1992 y 2000.
En una entrevista publicada por el diario deportivo Lancenet unos meses antes, en diciembre de 2012, Havelange reconocía que “no es agradable escuchar todo el día a gente hablando mal de uno”. Y afirmaba: “Tenemos una oportunidad de mostrar al mundo un Brasil que mucha gente no conoce. Mostrar los estadios bien organizados, el transporte funcionando, todo funcionando para el turista. Eso es para lo que trabajamos”.
Un responsable de Comunicación del Comité Organizador de la Copa afirmó a EL PAÍS que “no tienen por qué comentar este asunto, puesto que se trata de algo privado, no relacionado con el Comité”. Este reconocimiento tácito de apropiaciones indebidas, sea un despiste o una acusación solapada, se produce sOlo unos días después de que otro destacado miembro (esta vez sin sueldo) del COL, el exfutbolista Ronaldo Nazario, dijera sentirse “avergonzado” por la “incapacidad” del país para terminar las obras mundialistas y manifestase su apoyo al candidato opositor Aécio Neves, del PSDB, en las próximas elecciones de octubre.
 
 http://deportes.elpais.com/deportes/2014/05/28/actualidad/1401231635_403645.html
 

No hay comentarios: