BIENVENIDOS AL OLIMPO

viernes, 10 de octubre de 2014

La declaración judicial de uno de los policías acusados de matar a un hombre en Cartagena

“Lo llevamos a la playa para que se le quitara la paranoia”

La declaración judicial de uno de los policías acusados de matar a un hombre en Cartagena

Seis agentes permanecen encarcelados desde el pasado miércoles

Los seis policías encarcelados en Cartagena acusados de matar a Diégo Pérez, un vecino del  barrio de Las Seiscientas que llamó para pedirles socorro porque estaba siendo amenazado de muerte, admitieron ante el juez que actuaron de manera irregular al llevarse a este hombre a una playa alejada del casco urbano pero negaron haberlo asesinado.  

Los seis agentes arrestados acusados de homicidio, que según fuentes presentes en el interrogatorio mantuvieron una única versión, reconocieron una conducta irregular ante la juez: que el 11 de marzo decidieron por su cuenta trasladar a Diego Pérez, un hombre de 43 años con un diagnóstico de esquizofrenia, a Cala Cortina, (el lugar donde apareció flotando su cuerpo 15 días después con fuertes golpes en la cabeza) a tres kilómetros del centro para dejarlo allí "y que volviera andando para que se le quitara la paranoia que llevaba". Según la declaración de J. G. M., uno de los dos policías que iba en el coche zeta 54 en el que se trasladó a este vecino de Las Seiscientas, un barrio marginal de Cartagena, durante todo el trayecto a la playa su custodiado preguntó reiteradamente si la policía le iba a pegar. "La intención de llevarle a cala Cortina era alejarlo de donde estaba y que se tranquilizase y volviese andando para que se le quitara la paranoia que llevaba", relató al juez según la declaración a la que ha tenido acceso EL PAÍS.   
Según ese testimonio, al llegar a la cala en el coche policial, "Diego abrió la puerta y salió corriendo hacia la zona de la playa. Desde entonces lo perdimos de vista". Lo que sigue en un extracto de la declaración entre sollozos del detenido J. G. M. recogida por la  jueza de Instrucción número 4 de Cartagena, María Antonia Martínez,  que dirige el caso: 
"Que no es cierto que lo agredieron en ningún momento, ni lo arrojaron al mar ni lo mataron. Que el declarante puede asegurar que hasta que lo perdió la vista ninguno de sus compañeros lo agredieron. [...]
"Que cuando Diego salió corriendo, se quedaron hablando los compañeros entre ellos, hablando de que tenían que asegurarse de dónde estaba Diego. Que recuerda que volvieron después a dicho lugar. Que cuando volvieorn a Cartagena tras haber salido Diego Corriendo y marharse del lugar, entiende que siguieron patrullando por sus zonas".
Este policia, como los otros cinco patrullaron la noche del pasado 11 de marzo está acusado de homicidio. Todos fueron arrestados el pasado lunes tras una investigación de meses efectuada por la brigada de la Policía Judicial de la misma comisaría de Cartagena y agentes del departamento de Asuntos Internos desplazados desde Madrid. Entre las pruebas figuran grabaciones con micros en los vehículos policiales que utilizan los seis detenidos.
A los arrestados se le imputan los delitos de homicidio y detención ilegal. Su declaración ante la juez contrasta con la versión que el relato que los agentes de policía hicieron a sus superiores la noche de los hechos. Contaron que la salida al barrio de Las Seiscientas fue rutinaria para atender a un vecino al que dejaron en su casa.

 http://politica.elpais.com/politica/2014/10/10/actualidad/1412952708_615581.html

No hay comentarios: