BIENVENIDOS AL OLIMPO

lunes, 2 de diciembre de 2013

DOCTRINA PAROT Manuel González podría regresar a su pueblo natal de Almadén de la Plata


DOCTRINA PAROT Manuel González podría regresar a su pueblo natal de Almadén de la Plata

'Todos contra el loco del chándal'

  • Unos 150 vecinos se manifiestan contra el regreso a su pueblo de Manuel González

  • Su madre ha arreglado la casa junto al Ayuntamiento con la intención de trasladarse

  • El alcalde exige a Interior que arregle el cuartel de la Guardia Civil y lo dote de agentes

  • El regidor, del PP, dice que hay 'pánico' en la población

  • Advierte de que no podrá controlar la situación si se produce un ataque al exconvicto

Un agente de la Guardia Civil durante la concentración vecinal en...
Un agente de la Guardia Civil durante la concentración vecinal en Almadén. JESÚS MORÓN
Un cartel con letras negras recibe al visitante en la fachada del Ayuntamiento del pueblo sevillano de Almadén de la Plata. "Todos unidos contra el 'Loco del chándal". En la planta de arriba, otro cartel añade: "Por la seguridad de nuestro pueblo. Necesitamos Guardia Civil que nos proteja". A sus pies, en la plaza municipal de este municipio de la Sierra Norte de Sevilla, unos 150 vecinos, alrededor del 10 por ciento de sus 1.600 habitantes, han acudido este lunes a las cinco de la tarde a la llamada de su alcalde, José Luis Vidal (PP), para concentrarse como muestra de repudio por la supuesta inminente llegada de la oveja negra del pueblo. Se trata de Manuel González González, el 'loco del chándal', liberado de la cárcel catalana de Cans Brians el 22 de noviembre en aplicación de la sentencia de Estrasburgo que anula la doctrina Parot.
Condenado a 169 años de cárcel por matar a una mujer y herir a otras 15 clavándoles armas punzantes en los glúteos y agredir sexualmente a una de ellas, entre otros delitos cometidos en el Baix Llobregat de Barcelona entre 1991 y 1993, González, que tiene algo más de 40 años, ha desatado sin quererlo el "pánico" de nuevo, según el alcalde, por su supuesta intención de instalarse en su pueblo natal, del que emigró de niño con su familia a Cataluña como tantos otros vecinos.

La casa, recién encalada

La casa donde vendría a vivir la ha señalado el propio alcalde ante los periodistas en la concentración vecinal. Es la del número cuatro de la calle Iglesia, a menos de cien metros del Ayuntamiento precisamente. El regidor y varios vecinos han explicado que la casa, de una planta, recién encalada y ahora vacía, la acaban de arreglar la anciana madre y el hermano mayor de González hace apenas un par de semanas con la intención de que venga a vivir aquí. Hace unos días, la Generalitat catalana informó de que los mossos de esquadra lo mantienen controlado con una vigilancia "no intrusiva". Fuentes de la Guardia Civil con presencia en Almadén han explicado a ELMUNDO.es que no han recibido de momento ninguna comunicación avisándoles de la llegada del ex preso.
El regidor y las mujeres y hombres asistentes a la concentración (que ha discurrido sin incidentes y con presencia de guardias civiles con base en El Ronquillo asignados al municipio) insisten, citando el expediente penitenciario de su antiguo vecino, que Manuel González "se ha negado a seguir tratamiento" en prisión, que "no está preparado" para vivir en libertad y que "hay un gran riesgo de que vuelva a reincidir".
José Luis Vidal dice que hay vecinos que le han pedido que "lo eche del pueblo" si aparece, pero aclara que como no tiene potestad para ello, reclaman a cambio que la Guardia Civil vuelva a habitar permanentemente el cuartel (de propiedad municipal) que ocupaban siete agentes hasta marzo de 2012, cuando el Ministerio del Interior ordenó su traslado después de que el arquitecto del Ayuntamiento y el del cuerpo armado dictaminasen que, por su abandono, no era ya habitable.
El alcalde afirma que la responsabilidad de arreglar el cuartel para que vuelvan los agentes, ahora desplazados al vecino pueblo de El Ronquillo, a veinte minutos por carretera, es del Ministerio del Interior, que dirige su correligionario del PP Jorge Fernández. Recuerda que por su tamaño y reducido presupuesto, Almadén "no puede permitirse el lujo" de tener Policía Local. Sí cuenta con dos vigilantes uniformados que dan la impresión de agentes del orden.

La madre lo confirma

El primer edil ha explicado también que ha hablado con la madre del preso liberado y que ésta le ha mostrado su intención de venirse a vivir a su pueblo con su hijo, al que defiende diciendo que no es culpable. Pero el alcalde mantiene que González es un peligro, no sólo para su pueblo sino para los de los alrededores, como El Real de la Jara y Santa Olalla, cuyo alcalde ha asistido también a la protesta. "¿Quién nos dice que no va a salir a una discoteca y va a hacer allí algo?", se ha preguntado Vidal, difundiendo la alarma. Asegurado que ya ha pedido el refuerzo de la seguridad a la Junta de Andalucía y el Gobierno central y que si no obtiene una respuesta organizará una manifestación "ante el Ministerio si hace falta".
Esgrime para meter urgencia a su demanda que aunque él intenta calmar a los vecinos, no podrá impedir que algunos descontrolados provoquen altercados. Es decir, que acaben atacando la casa de Manuel González o a este mismo. Señalado por todos, aquel veinteañero y carnicero de oficio cuya parafilia sexual le movía a pinchar a mujeres en Cataluña (aunque no en su pueblo natal, donde venía de vacaciones) infunde miedo sólo con su nombre, pero ahora quizás el que tenga que pedir protección sea él, hasta para poner el pie en la calle. Francisca, una vecina que conoció a sus padres, dice tras la protesta que tiene "pánico" de sólo pensar que se pueda acercar a su hija de 25 años o a su nieta de 5. Pero advierte que él deberá vigilar sus movimientos y no dar ningún paso en falso. "Si lo veo al lado de mis niñas, la que va para allá [a la cárcel] soy yo",
 http://www.elmundo.es/andalucia/2013/12/02/529cde79684341800f8b4589.html

No hay comentarios: